El Buro Informativo

Periodico Alcorcón

Mini: el transporte simpático del ‘flower power’

Hay pocos tópicos tan puramente british como los Beatles, las cabinas de teléfono rojas, el sombrero de los bobbys, el té de las cinco … y el Mini.

Este coche tan simpático nació en 1959 de la creatividad de Alexander Issigonis, un ingeniero de origen griego. Desde entonces y hasta el año 2000 en fabricaron 5.300.000 unidades.

El Mini clásico hacía tres metros de largo y tenía las ventanas deslizantes. Se hizo tan popular que fue protagonista de muchas películas; probablemente la más famosa fue Un trabajo en Italia (1969), con Michael Caine, pero también apareció en algunas entregas de Mr. Bean o en El caso Bourne (2002), con Matt Damon. Obtuvo notables éxitos deportivos, como las victorias en las ediciones de 1964 y 1965 del rally de Montecarlo, y en otras carreras del campeonato mundial.

En plena moda flower power, todo lo que venía de Inglaterra tuvo una buena acogida por aquí. La pasión por la moda británica fue tan fuerte que todos los Mini que venían al Estado estaban fabricados en … Landaben (Navarra). En 1969 la sociedad Authi (Automóviles de Turismo Hispano-Ingleses), que había nacido tres años antes, comenzó a fabricar este coche en la factoría que tenían hasta que un incendio la destruyó a finales de 1974. De los Mini españoles, el más económico fue el 850, que valía 80.000 pesetas.

En 2000, BMW compró el grupo Rover, que había heredado la experiencia de la British Motor Company, la fabricante de los Mini originales, ya partir de ese momento la marca bávara puso en marcha la segunda época de este coche, que aún dura.

piezas de coches

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.