El Buro Informativo

Periodico Alcorcón

En el escenario, vestido con un fondo de terciopelo rojo, sólo hay una silla con una pequeña mesita junto, y un mueble algo más alejado donde reposa un sensual teléfono rojo.

Enseguida aparece la presentadora del show, que sitúa a los espectadores y explica cómo funciona la agencia matrimonial 7 de amor. Un grupo de mujeres buscan pareja en un “speed dating” un poco peculiar. Todas ellas sólo tienen un objetivo, volver a casa acompañadas:agencia matrimonial

A continuación, y con una capacidad de transformación fascinante, M. Eugenia Casanova, única actriz del espectáculo se convierte en cada una de estas siete mujeres que buscan el amor de su vida. Con una fórmula sencilla, pero muy efectiva, los personajes se introducen al espectador a través de un mensaje que han dejado en el contestador automático de la agencia explicando brevemente su situación.

Primero aparece arriba del escenario, preparada para responder el cuestionario, Angelina, vendedora de pollos de Sabadell. Una mujer de toda la vida, simpática, divertida, y con una gracia natural encantadora.

Seguidamente, se presenta P.S., una mujer de la vida política. Casanova trabaja de una manera magnífica los parlamentos de este personaje tradicional, conservador, estricto y con las ideas muy claras, con el fin de ofrecer una crítica punzante y sincera como pocas sobre el sistema político que domina actualmente en España.

Después sube al escenario la Virginia, una mujer muy especial, algo nerviosa, y con un punto neurótico que trabaja en el departamento de esoterismo del Corte Inglés. Sencilla, menuda, y graciosa a su manera no deja a los espectadores indiferentes.

Posteriormente entra en escena Xantal, una prostituta de baja laboral sexy, segura de sí misma, sin complejos y con muchas ganas de retirarse. En este punto, cabe destacar el desarrollo justo y cuidadoso de Casanova en cuanto al juego de la silla, que presentaba ecos lejanos de Charlie Rivel.

Inmediatamente después, sube al escenario Mari Carmen, una ex-yonki que se ha presentado a la agencia empujada por su tía. Sin duda, la Mari Carmen es el personaje más tierno, sincero, inocente y sorprendente de todos los que presenta Casanova.

Seguidamente aparece Rafaela, una mujer de la limpieza estupenda, andaluza y con un “salero” envidiable. Con una vida terriblemente ajetreada, Rafaela no tiene ninguna duda de que es capaz de volver a encontrar el amor de nuevo.

Finalmente, cierra el grupo de aspirantes a encontrar pareja a través de la agencia, Soraya, una monja que acaba de renunciar a sus votos porque se ha cansado de esperar dios la llame. Curiosa, efervescente y con muchas ganas de encontrar un hombre que la quiera, Soraya es capaz de comerse el mundo para conseguirlo.

Con “7 de amor”, la actriz sabadellense M. Eugenia Casanova, hace un despliegue espectacular de recursos corporales, vocales y lingüísticos para crear cada uno de los personajes que interpreta. Absolutamente camaleónica, es capaz de mostrar mujeres de todo tipo, de todos los orígenes, de todas las religiones, edades, gustos, tendencias … y el abanico no es limitado, sino que, de vez en cuando, Casanova cambia las siete aspirantes, y así, el espectáculo se convierte en algo vivo y cambiante que se asimila a la naturaleza de la actriz que la interpreta la obra agencia matrimonial

 

 

 

Para aquellas personas que no dispongan del dinero suficiente para contratar uno de estos paquetes, también tienen la opción de pagar 360 euros y convertirse en cliente de cortesía, figura que se mantiene en la cartera de clientes pero para lo no se realiza una tarea de búsqueda personalizada. Herrera hace un seguimiento de todos los clientes y los análisis durante unos cuatro meses aproximadamente antes de la primera cita, y luego continúa con ellos para ver la evolución de las parejas que ha unido y comprobar “que se encuentran en buen estado de salud” . De momento, ya hay 70 clientes buscando un amor VIP.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.